Más de 50 empleados de la Municipalidad de Unquillo se declararon ayer en estado de asamblea permanente ante el pago adeudado de salarios y despidos de personal. "Después de haber tenido la reunión con el Ejecutivo y haber hablado algunos puntos fundamentales como el cronograma de pago, no obtuvimos respuestas concretas", indicó Marcela Farías, delegada de los trabajadores.


El martes, el intendente Jorge Fabrissín advirtió que tomará medidas respecto al personal municipal por considerar que se trata de una planta muy numerosa y confirmó la cesantía de nueve empleados que pertenecen al área de Gestión Participativa.


Horas más tarde se conoció la incorporación de cinco trabajadores afines al Jefe Comunal en el área de Política Social. "La planilla de sueldos no resiste los recursos que tiene la Municipalidad. Hay exceso de personal y ellos lo saben. Hay mucho personal de más, o que al menos no lo podemos pagar", declaró Fabrissín a Cba24n.


“Todos los días vamos descubriendo cosas nuevas, además de gruesísimos errores administrativos que para mí son delictuales", concluyó el intendente.