Se trata de la firma INSUS, que busca consolidarse en el desarrollo de sensores inalámbricos para brindar información precisa al sector productivo o instituciones del medio social. Es uno de los primeros proyectos que ingresaron a la Incubadora de Empresas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) en 2014.

Según publicó el portal de Agencia Universitaria de Comunicación de la Ciencia, el Arte y la Tecnología (Unciencia), de la UNC, la herramienta fue recientemente contratada por el Gobierno de Catamarca para implementar un sistema de alerta temprana de crecidas para la cuenca del Río Ambato, de la localidad de El Rodeo. Cabe recordar que en enero de 2014, un alud provocado por las fuertes lluvias en esa región se cobró la vida de varias personas habitantes del lugar, e incluso turistas.


Tal como cita el portal Unciencia, Guillermo Riva, integrante de INSUS, explicó que “nuestro desarrollo es parte de un sistema de alerta temprana implementado en Catamarca. Cada estación obtiene información sobre la profundidad del río y su caudal. Estos datos son retransmitidos de manera inalámbrica hacia una base con personal de guardia –bomberos, policía, guardia civil– que activa un plan de emergencia o evacuación si es necesario”, precisó el especialista.

Además, desde una aplicación digital los encargados de procesar la información pueden visualizar en tiempo real los “eventos no deseados” y generar alertas a través de correo electrónico. En algunos minutos, es posible saber si hay riesgo de una inundación o crecida, cuándo se producirá y cuán grave puede llegar a ser.

Recursos locales

En la actualidad no existen empresas en la Argentina que trabajen en desarrollos de ingeniería como el que está ofreciendo la compañía incubada en la UNC. Sí hay funcionando sistemas similares, pero importados desde el exterior, como el que se utiliza en la cuenca del Río San Antonio.

Desde Unciencia resaltan que tener una empresa local que se especialice en estos desarrollos bajaría considerablemente los costos y además aseguraría el mantenimiento indicado, ya que se deben controlar anualmente las estaciones de monitoreo antes del comienzo de cada temporada de lluvia para asegurar la integridad del sistema.